Escrito por da-beat, el 31 de octubre de 2008, a las 23:17

Siguiendo con la serie de post basados en “The Office”, nos toca hablar hoy de las estafas piramidales. ¿Por qué? Mirad este vídeo:

¿Qué es un sistema piramidal, y por qué es una estafa? Básicamente se trata de ofrecer una inversión con mucha rentabilidad. Por ejemplo, que si das 100€, en dos meses tendrás 110. Si logras convencer a 3 personas (también es un ejemplo, por seguir el vídeo), te darán 300€ que deberían convertirse en 330. La estafa reside en que esa rentabilidad es ficticia. Los inversores no esperan que les devuelvan los 100€ invertidos, sino que les des 10€ al cabo de dos meses, que serían los intereses generados. Los 100€ siguen invertidos para, al cabo de otros dos meses, generar otros 10, etc. De este modo, a los dos meses se dan, de los 300 del bote, 10€ a cada uno, y se les dice que los 100 que pusieron siguen invertidos. Así pensarán que tienen 10 en el bolsillo + 100 invertidos = 110€. En realidad, es el timador el que tiene 270.

Ahora viene la parte crucial. Es muy importante decirle a los inversores que “cuanta más gente invierta, mejor irá el negocio y más dinero se ganará”. De este modo, a los dos meses, cuando vean que les dan 10€ de intereses por 100€, hablarán a sus amigos de esa inversión, porque es “un chollo”. Si cada uno de ellos convence a 3 amigos, 3×3=9, el timador recibirá 900€ y tendrá 12 personas en el negocio. Al cabo de dos meses, con darles 10€ a cada uno de ellos, los tendrá contentos. Hagamos las cuentas: 900+270 son 1170€ en el bote, y tiene que pagar 12×10 = 120. En 4 meses, el timador tiene 1170-120 = 1050€ y a 12 personas convencidas de que esa inversión es buenísima y que se lo comentarán a otras personas, porque, ya se sabe, “cuanta más gente participe, más dinero ganas”.

Fijaos que, si en algún momento alguien decide que le devuelvan el dinero invertido, 100€, no hay ningún problema. En la caja hay suficiente, con lo que nadie se dará cuenta de que es un timo. Solo habría problemas si todos los inversores deciden sacar el dinero a la vez, algo difícil, tratándose de un chollo.

Al cabo de dos años, los primeros inversores habrán ganado 120€ y pensarán que sus 100 siguen allí, invertidos. Duplicar el dinero en menos de 2 años es suficiente para que alguno de ellos ponga una oficina e intente captar a más clientes. Ya tenemos la pirámide establecida. Con el dinero que dan los nuevos inversores se pagan los intereses a los inversores antiguos. Todo funciona hasta que a) no haya suficientes inversores nuevos o b) todos los inversores decidan pedir el dinero a la vez. En cualquiera de estos dos casos (claramente el primero es el más frecuente), veremos noticias en televisión hablando de, por ejemplo, Forum Filatélico o Afinsa.

La pregunta es: ¿Cuál es la diferencia entre un “sistema piramidal” y una “burbuja”? ¿Podría decirse que la construcción ha sido una estafa piramidal? Un montón de inmobiliarias nuevas, pisos que duplicaban su valor en poco tiempo, gente recomendando a sus amigos que “invirtieran en ladrillo”… y, de repente, inmobiliarias que quiebran (¿dónde está el dinero?). Todo encaja en el perfil. Los primeros inversores se forraron y los últimos están ahí, con los pantalones bajados intentando pagar una hipoteca de 1000 por algo que vale 600. Por cierto, no deja de ser curioso que para vivir necesitemos cuatro paredes y un techo, y lo que cueste dinero, y mucho, sean los pisos y el suelo.

Nota: La imagen procede de esta web, que os recomiendo leer.


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (No hay votos)
Loading...
Imprimir Imprimir           


Escribe un comentario o haz un Trackback

Hay 1 comentario

  1. Rafael del Barco Carreras dijo:

    EL TOCOMOCHO Y LA ESTAFA PIRAMIDAL

    VERSUS LA BOLSA.

    Rafael del Barco Carreras

    Uno de los pilares del capitalismo, o la libertad de mercado, al que se ha de reconocer la mayor cota de crecimiento, desarrollo y prosperidad de la Historia de la Humanidad, tiene tan demasiadas e inmensas oscuridades que si encima se manipula por caer en manos de una oligarquía o cártel de CINCO individuos o entidades, que además e indispensable monopolizan casi todo el dinero del mercado financiero, caso España, las consecuencias no son un CRACK clásico y cíclico sino una maquiavélica y descarada estafa a gran escala, a total escala. La acción de una Autocracia dominada por unos impermeables grupos de funcionarios y políticos. Primero se concentra en cuatro entidades, BSCH, BBVA, CAIXA y CAJA MADRID, y sus grupos subsidiarios, no menos del 90% del dinero en cuentas corrientes, de ahorro y “activos financieros” de toda España, inspeccionados o dirigidos por el Banco de España. En el proceso de fusiones bancarias se les venden los monopolios estatales, Telefónica, CAMPSA y refinerías, eléctricas, Tabacalera y otros, que sumados a las constructoras y demás grandes empresas de su propiedad como Dragados, Agromán, más refinerías o Gas, con quien fusionaron otras varias creando de nuevas, dominan la mayor parte de la llamada Economía de Mercado. Pura entelequia calificar el engendro de Capitalismo Institucional, Neoliberalismo, o simple Estatismo o Economía Social de Mercado que define la Constitución.

    Vender a unos aparentes cuatro o cinco (el cinco es la suma del resto del Sistema) “entes financieros privados” la propiedad del Estado, lejos de privatizar es manipular. El Estado succionará gran parte del ahorro del País y seguirá dominando a los compradores y a sus antiguos monopolios, sumando a la “acción de oro” las profusas leyes de inspección, control, dictado de precios y sistema de recaudación de parte de los impuestos directos y hasta indirectos. En la práctica enriquecerá más allá de toda consideración a los funcionarios de los bancos y cajas, y sus allegados, que se sentarán en los nuevos consejos de administración, donde continuarán las antiguas familias (el franquismo) alternando con los nuevos ricos. Y no contentos con los cargos o sillones pasarán a las manipulaciones en Bolsa con la venta a las dominadas constructoras a precios burbuja de sus participaciones en los antiguos monopolios. La “información privilegiada” y “alterar el precio de las cosas” no es más que rebajar con nuevas definiciones delictivas la más descarada estafa.

    Leo en Internet que en EEUU ya suman 400 los detenidos por manipulaciones financieras, aquí nos tocarían estadísticamente no menos de 60 entre los grandes. Ninguno. Y lo peor, administran tras “la profunda crisis” la inimaginable obligada inyección de billetes nuevos de euros que por el momento sostiene el Sistema parcheando el día a día. Tienen experiencia, la inflación sin límite, con pesetas o euros, recolocará el destartalado Sistema a base de que quiebren los “demás”, y que la real fuerza productiva y sanas empresas actúen con su normal cordura y decencia. ¡Por el bien de mis descendientes quisiera que así fuera!.

    Se define el tocomocho como la más clásica y eterna de las estafas donde al delincuente le supera la ambición y maldad del estafado, el “pringao”. Dos colegas enseñando un goloso fajo de billetes donde solo el primero es auténtico. O la pirámide donde el estafador convence a los primeros inversores de su genialidad financiera regalando duros a cuatro pesetas, y los primeros a los demás. Las dos estafas magnificadas nos explicarían la Gran Burbuja Inmobiliaria y Financiera que de hecho se incuba y dispara tras la de Telefónica con Terra, por los 2000. El Mercado en pocas manos, e ilimitado dinero exterior, convertirán lo de Telefónica en un ejercicio de entrenamiento.

    Cajeros y banqueros crean la pirámide o burbuja inmobiliaria y financiera con créditos basura garantizados con las propias acciones basura de las constructoras, que en sus balances lucen activos, pisos, terrenos y construcción, valorados a precios de disparate y creados con más créditos e hipotecas basura. Burbuja que detendrá la huida del dinero exterior y el agotamiento del propio, el ahorro nacional. Típico en las pirámides, no surgen nuevos “pringaos”, y los primeros que se aperciben pretenden salir. Quien comprara un piso o valor en bolsa hace un año o unos meses se encontrará en el mejor de los casos con una pérdida del 50%, cuando no toda la inversión. Otra ley de tan peculiar mercado, en las viviendas a menor demanda más precio. Y otra, que los ejecutivos siempre ganan. Y así la propia CAIXA, y demás instituciones financieras que forman parte del Consejo de Telefónica, en la burbuja del 2000, “provisionarán” multimillonarias pérdidas pero no se sabe que se arruinara ninguno de los muchos ejecutivos o agentes dependientes de quienes forman ese Consejo, y menos los de la propia Telefónica, donde el “staff” ganó inmensas fortunas. Curioso que ese staff fueran “técnicos” en nuestra peculiar Bolsa y no ingenieros en telecomunicaciones.

    ACS, SACIR-VALLEHERMOSO, INMOBILIARIA COLONIAL, METROVACESA, AISA, ASTROC-AFIRMA, AIFOS, TREMON, DRAC, LLANERA, LÁBARO, COSNANI, PROMODICO, FINCAS CORRAL, RIOFISA, REYAL URBIS, HABITAT-DON PISO…etc…etc… todas manipuladas con todo tipo de OPAS, fusiones y extrañas compraventas. O cumpliendo otra ley tradicional y clásica en este tipo de estafas, para atemperar los ánimos, mintiendo descaradamente, surgen compradores ful, Dubai, Kuwait o petroleras rusas en Repsol, y de existir piden más dinero para arrastrar el muerto… o las que parece que no tienen más problemas que renovar algún crédito (sindicado) ACCIONA, ENTRECANALES, AVANCIT, FCC, FERROVIAL, OHL… y desconocidas y opacas constructoras propiedad de cada comunidad o ayuntamiento… como Adigsa de la Generalitat, el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA DE BARCELONA del Ayuntamiento y Estado, asociado a la CAIXA DE CATALUÑA de la Diputación de Barcelona…etc…etc…

Escribe un comentario

Preview:



Sigue los comentarios de este post a través del feed RSS 2.0