Escrito por da-beat, el 28 de mayo de 2008, a las 10:19

Al final no me queda otro remedio que asumirlo: es muy probable que no escriba más posts hasta julio. A la “intensidad” de un final de curso en año de oposiciones hay que añadir la preocupación por sus clientes de los (               )(1) de Telefónica y Yacom: me han dado de baja técnica (no tengo Internet) pero no de baja administrativa (lo sigo pagando), de modo que los fines de semana, que era cuando tenía más tiempo libre, estoy aislado.

Me da un poco de rabia porque se ha pasado el 23 de abril (Día del Libro) y el 12 de mayo (Día Escolar de las Matemáticas) y no he podido escribir nada al respecto. Para intentar arreglarlo, he elegido este post que puede valer para los dos eventos y está basado en la película “Más Extraño Que La Ficción” de Marc Foster, que empieza así:

No es exactamente mi situación, aún no estoy obsesionado ni por los números ni por el tiempo, aunque leyendo la introducción al post lo parezca (Primer Fase: Negación).

El protagonista de la película es un inspector de Hacienda que descubre que es, a su vez, el protagonista de una novela. La trama gira en torno a este descubrimiento y en ella se mezclan escritores, editores, estilos narrativos y crisis creativas, y en medio de todo ello el pobre Harold, que ve como su mundo milimetrado se empieza a desmoronar. Esa es la parte del post dedicada al Día del Libro. Para el Día Escolar de las Matemáticas quedan las abundantes referencias matemáticas de la película, desde los números primos (aquellos que solo son divisibles por si mismos y por la unidad):

hasta probabilidad y relaciones directas:

Dos magnitudes están en relación directa cuando, si una de ellas aumenta, la otra tambien lo hace. El ejemplo del vídeo es claro: cuanto más tiempo habla mayor es la probabilidad de quedar como un bobo. Otro ejemplo lo vimos en el post anterior: la sensación de terror de una película está en relación directa con la oscuridad (a mayor oscuridad, más miedo).

Lo contrario son las relaciones inversas, es decir, cuando una magnitud aumenta, la otra disminuye (y viceversa, cuando una disminuye, la otra aumenta). Por ejemplo, el dinero y la felicidad, o los contactos de tu messenger y el tiempo que hablas con cada uno (a más contactos, menos tiempo puedes hablar con cada uno)

Para terminar el post os dejo otro guiño (este más sutil que los anteriores) que acercan esos dos mundos de los que ya hemos hablado por aquí y que son en realidad el mismo (las “ciencias” y las “letras”). Se trata del personaje interpretado por Dustin Hoffman, un crítico literario pero que no tiene ningún reparo en exhibir en su despacho las famosas “Torres de Hanoi”:

hanoi.jpg

Os recuerdo que ese juego está incluido en la sección correspondiente de NoSoloMates, pero os lo dejo aquí mismo para que tengáis una espera más agradable. Ya sabéis, se trata de pasar los discos de una varilla a otra, de uno en uno, y sin poder situar un disco encima de otro más pequeño. Nos vemos en julio. Ciao.

(1) Es política de este blog no utilizar lenguaje malsonante, insultos ni descalificaciones, de modo que dejo ese espacio en blanco para que incluyáis en él, por vuestra cuenta y riesgo, los apelativos que creáis necesarios. Gracias.


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (4,00 / 5. Hay 1 votos)
Loading...
Imprimir Imprimir           


Escribe un comentario o haz un Trackback

Hay 5 comentarios

  1. cris dijo:

    ee… que raro eres… ¿lo escribes tu? ee… escribes bien.. y estas loco.. no entiendo ni el 50% de lo que está escrito.. necesitaría tiempo para pensarlo todo y… buscar información sobre algunas cosillas que he leído porque me he quedado con la sensación de que hay muchas cosas que me pasan desapercibidas…. pero a mi me van las relaciones directas (jaja, matemáticamente hablando) a más información y dudas.. más vagancia me entra para pensar y averiguar.. jeje bueno yo no soy tan lista con los comentarios pero cada uno a su nivel!!!

  2. da-beat dijo:

    Vaya, yo que puse en el post que aún no estaba loco, que solo estaba en la fase de Negación, y vienes tú diciendo que estoy… loco.

    En fin, lo primero agradecerte que escribas, y sobre todo que escribas correctamente, en lugar del lenguaje que utilizáis en los flogs. Lo que no sé es qué parte (o partes, ya que no llegas al 50%) no entiendes. Que no te preocupe preguntar, que responderé seguro, aunque si buscas información sobre esas cosas que “te pasan desapercibidas”, ya estoy contento. Eso sí, estaría bien que volvieras y compartieras esa información con los demás.

    Ya sabes que os he insistido en que tenéis que leer mucho, que una gran parte de vuestras dificultades está en no entender lo que leéis. Si vuelves a leer el post despacio, te aseguro que lo único que puedes no entender es la parte del juego “Las Torres de Hanoi”, porque no sabrás qué relación tiene con las matemáticas. Aunque eso ya lo habrás investigado, ¿verdad?

    Saludos.

  3. Juanjo dijo:

    Ya está aquí Julio ¿no? Como no actualices el martes te pongo por mentiroso en todos sitios 😉
    Saludos

  4. Fernando dijo:

    Suscribo el comentario de juanjo, aunque yo no te voy a tachar de mentiroso, ¿eh? Simplemente, se echa de menos la mirada matemática…

    Un saludo,

    Fernando

  5. da-beat dijo:

    Vaya, respondí el martes con prisas y no se guardó el comentario. Pues como decía en el post, además del fin de curso, se unía que estaba sin Internet. He ido de vez en cuando al Telecentro para mirar las fechas de examen y poco más. Por fin hoy me han vuelto a poner la conexión, así que esta noche colgaré el post (primero tengo que subir a youtube y eso). Paciencia.

    Me asusta mirar el Reader: 609 mensajes sin leer, y supongo que algunos más que hayan caducado. Espero ponerme al día pronto, y comentar vuestros blogs, que los tengo abandonados.

    Saludos.

Escribe un comentario

Preview:



Sigue los comentarios de este post a través del feed RSS 2.0