Escrito por da-beat, el 21 de enero de 2008, a las 14:24

Esta es la otra escena de House que había recortado para un post:

No tendría nada raro (excepto el chiste) si no fuera porque en la versión original no dicen eso. Tenéis aquí la escena en inglés:

House dice:
OK. Either you suck in Math or you’re getting die in two seconds. (O eres malo en Matemáticas o estarás muerto en dos segundos).
(Espera los dos segundos)
You suck in Math. (Eres malo en Matemáticas).

La pregunta es: ¿a qué viene la absurda rivalidad ciencias-letras? ¿Por qué hay tanta gente que se la toma tan en serio? Puede que como chiste sea gracioso, pero luego nos encontramos a muchos profesores de Lengua que piensan que su asignatura es la más importante, profesores de Matemáticas que piensan lo mismo, pero de las Matemáticas, y un etcétera con las demás asignaturas. Un profesor solo puede influir en sus alumnos, pero algunas personas, en vez de profesores, se dedican a escribir y le dicen lo mismo a miles de personas, como Eduardo Mendoza, en el artículo que tenéis a la derecha. Dice que “la incompetencia en el terreno de la ciencia y la tecnología le preocupa poco”. Me viene a la cabeza la famosa cita de Carl Sagan: “Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre”.

¿Estaría bien decir que lo importante es saber ciencias, porque cada vez dependemos más de ella, pero que no importa escribir kimica (con k y sin acento), porque nos van a entender igual? ¿Por qué buscamos rivalidad en lugar de encuentro? ¿Lo más importante no es la educación integral de una persona? A Mendoza sí le preocupan los resultados de Lengua, porque cree “importantísimo que todo el mundo pueda entender y expresar de palabra y por escrito ideas”. ¿Uno no se expresa bien y se entiende cuando dice: “El kuadrao d la iponetusa es lo mismo k el kuadrao d un KTto + el kuadrao dl otro KTto”? Os aseguro que mis alumnos escriben así (ellos son capaces de comprimirlo más aún) y se entienden. Solo tenéis que daros una vuelta por algun blog de adolescentes. Puede que no lo entendáis, pero os aseguro que ellos sí lo entienden. ¿Significa eso que la ortografía no es importante?


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (5,00 / 5. Hay 1 votos)
Loading...
Imprimir Imprimir           


Escribe un comentario o haz un Trackback

Hay 15 comentarios

  1. Chelucana dijo:

    Je, je,… El comentario de Eduardo Mendoza es propio de un fachidiot. Perdón, para no personalizar, digamos que lo considero una “fachidiotez” 😉 Y el modo en que escriben tus alumnos, Da-beat, es de KTtos. Pero… ¡¿Qué digo?! ¡La cateta soy yo! Dada mi dificultad para interpretar este nuevo código juvenil, tendré que pasearme por las páginas de adolescentes para actualizarme.

    ¿Cuál es vuestro nivel de tolerancia, de habituación, educadores? A mí, todavía hay cosas que no dejan de sorprenderme… 🙁

  2. Fernando dijo:

    La eterna rivalidad entre ciencias y letras es inventada, ya lo sabes, da-beat, y no entiendo muy bien a qué obedece, porque no fue nunca así en origen, y la historia de la ciencia ha dado grandes hombres en “ambas ramas”, si es que pueden separarse. Se equivoca Eduardo Mendoza, porque necesitará de otro para calcular su IRPF, para saber si se la cuelan con el IVA, para arreglar cualquier aparatillo casero con una mínima tecnología, para resolver problemas más cotidianos de lo que parecen… igual que antes un analfabeto necesitaba que otra persona le leyese y escribiese sus cartas. En una sociedad como la nuestra, ser anumérico (por usar la acepción de Allen Paulos), es ser dependiente de mucha gente, y por tanto muy vulnerable, aunque no lo parezca… Por eso es todo, “ciencia o letras”, tan importante. Y por eso tal vez debería incidirse un poco menos en esta separación en la escuela, que, si no es la fuente del mal, sí lo está perpetuando, ¿no creéis? Razón por la cual es también la solución, claro…
    ¡Un saludito!

  3. Manuel dijo:

    Deberían existir asignaturas híbridas que fuesen capaces de fundir en una única disciplina a las letras y las ciencias.Y a las ciencias y al arte. Y al arte y las letras. Todas son fruto de una misma necesidad de comunicación y conocimiento. . .A lo mejor sería factible reimplantar en Secundaria una asignatura de Primaria como “Conocimiento del medio” que incluya de forma indivisa elementos del “medio” o de “los medios”.Y “los medios” estan plagados de tecnología y la tecnología sólo la hacen posible los científicos… y los soñadores. Y estos últimos son los que duermen con números y se despientan con letras o viceversa.No hace mucho leí una cita que decía algo así como que “los matemáticos son los poetas de la ciencia”.( Siendo así , te concedería a tí, Da-beat el premio “Noble” de Literatura.) Cuando estudiaba el bachillerato existía el falso prejuicio de que los alumnos torpes se metían en letras y los listos en ciencias. Yo hice ciencias, no por listo sino por convicción. Aunque luego acabé enredado con los pinceles y la pintura en Bellas Artes. Una cosa no quita la otra. Definitivamente, gran parte de esta culpa la tiene nuestro sistema educativo y la absurda especialización-polarización en ciencias y humanidades.

  4. Raquel dijo:

    Mi padre fue un maestro de matemáticas que siempre amó la lengua y la literatura, por oposición (gran sonrisa) yo soy una profe de lengua y literatura, ahora de ámbito sociolingüístico, a la que siempre le gustaron las matemáticas (bueno, lo de la trigonometría ya no tanto, jaja), y raro es el día que las matemáticas no aparecen, más o menos explícitas, en mis clases: en la corrección del examen (sí, sumo de cabeza, así que les obligo a repasarlas con boli y papel, nada de calculadora, no, la del móvil tampoco), en la calificación de las evaluaciones (tantos por ciento, sumas, divisiones), en la sintaxis (sí, son matemáticas: conjuntos finitos de elementos cuasi infinitos que se combinan de múltiples formas, pero no de todas)… Exijo el conocimiento de los números romanos , porque es necesario en mi materia, pero también sumar, restar, dividir, multiplicar y, al menos despejar incógnitas sencillitas. Pero también quiero que los números aparezcan escritos con todas sus letras en sus textos (y en los míos). Nunca es malo tener más de un idioma, ver el mundo desde diferentes perspectivas, aunque todas son parte de lo mismo. Ojalá me hubiera llegado con la misma facilidad el lenguaje musical, para no tener que recurrir a las letras (aunque sean matemáticas). He echado de menos referencias también a otras asignaturas, porque estas son producto de una parcelación útil, sí, pero que distorsiona en gran manera la realidad, global, de la que todos somos parte.

  5. da-beat dijo:

    Raquel, cuando dices que echas de menos otras asignaturas, no sé si te refieres al post. Si es así, pido disculpas, porque creí haberlo dejado claro. Es cierto que hablé, sobre todo, de Matemáticas y Lengua, pero solo como “representantes” o “bases” de eso que se llama “ciencias” y “letras”. No me refería en absoluto a decir que las demás no fueran importantes, por eso resalté la palabra integral. Hice referencia a la Química, y quizá debí hacer alguna a la Historia, a la Geografía, al Latín… pero sería el nunca acabar (y el riesgo de olvidarme alguna). Por eso creí conveniente poner “y un etcétera con las demás asignaturas” (o áreas de conocimiento).

    Me alegra que incluyas Matemáticas en tus clases de Lengua, porque creo que es la única forma de unir los conceptos “ciencias” y “letras”. Yo también incluyo “letras” en mis clases de Matemáticas (no solo en álgebra) y, bueno, de eso va este blog.

    Saludos.

  6. Sera dijo:

    Hola.
    Yo también pensaba que “era de letras”, que es una presentación al estilo “soy asturiano” o “gallego”, hasta que descubrí Cosmos y supe que saber de ciencia podía ser, no sólo necesario, sino entretenido.
    Y que van de la mano.
    Felicidades por tu blog.

  7. da-beat dijo:

    Sera, muchas gracias por tu comentario. Gracias a él he descubierto tu blog, que ya he añadido a la barra lateral y que seguiré a partir de ahora. Me encantaron los post sobre la Sagrada Familia. Una pena no haberlos leído el día que los escribiste.

    Después de leer tus noticias-relatos, soy un poco más de letras.

  8. Silvia dijo:

    Capaz es que tengo muy claro a que se llama “de letras” y a que “de ciencias”.
    A veces tengo la misma sensación con este planteo que con el de “ser hombre” y “ser mujer”. Son cosas distintas, a mi modo de ver, por supuesto. Cada uno tiene sus características bien diferenciadas, las que, por suerte, no nos hacen ni mejores ni peores, sólo diferentes.
    Leer, por ejemplo, se puede en cualquier momento, de a ratitos chiquititos, incluso cansado (en este caso capaz un reglón, pero siempre algo) pero pensar matemáticamente requiere concentración (ergo, hay que estar mínimamente lúcido) y, sobre todo, tiempo, muchísimo tiempo .
    Leyendo, inevitablemente uno mejora sus faltas de ortografía (bueno, no siempre, pero estudiando tampoco lo haría, no?), aprende a redactar y a expresarse mejor, amplía su vocabulario y sus conocimientos, y todo casi sin querer. La matemática no es tan generosa, de hecho, como con los idiomas aprendidos, si no la ejercitás se te olvida, se pierde como si nunca hubiera estado ahí.
    Tengo la sensación que lo relacionado a “letras” (leáse lenguaje, comunicación, expresión de ideas, sentimientos, necesidades) es más básico. Si hubiera que establecer un orden, lo pondría primero, sin lugar a dudas. La matemática necesita de ese buen entendimiento. La matemática viene después.
    A mí se me catalogaría “de ciencia” y sin embrago, y lo digo a mucha deshonra, no sé nada de química, física, de cómo funciona el motor del auto o la computadora. Sin embargo, nunca me voy a dormir sin haber leído un poco. Hablo de novelas o libros que tratan sobre historia, ideas, o incluso, sobre matemáticas. Un libro de física (no de historia de la física) no podría leerlo en esas condiciones. Necesitaría tiempo, lápiz y papel.
    Es que es absurdo negarlo, lo que llamamos “de ciencias” requiere un esfuerzo extra y no todos tienen ganas de hacerlo. Y que entonces dependen de otros que lo sepan, ¡claro! como todos. ¿Cuántos pueden saber de medicina?, ¿Y de electrónica? ¿Y de fontanería? ¿Y de macánica del automóvil?¿Y de finanzas?¿Cuántos son capaces de hacer música que pueda emocionar a otros?

    Si uno sabe leer y entender lo que lee, el límite está donde lleguen nuestras ganas y nuestra curiosidad. No siento que con las matemáticas (leáse “las cosas de ciencias”) sea así.
    Por ejemplo Raquel. A ella le parece importante que sus alumnos sepan los números romanos, despejar incógnitas, pero ¿ella sabe resolver ecuaciones diferenciales? ¿Sabe integrar? ¿Es importante saberlo? Mi pregunta es, ¿qué es lo mínimo en “lo de ciencias?

  9. Silvia dijo:

    La primer frase es en realidad:
    capaz es que NO tengo muy claro…
    Freud, te juro que me olvidé el NO . Como está escrito suena terriblemente pedante! 🙁

    Saludos (que también me olvidé)
    silviq

  10. da-beat dijo:

    Silvia, no todo el mundo tiene que ser especialista en todo, por supuesto. Se trata de tener unas nociones básicas de todo. Y ahí es donde parece estar la duda. ¿Qué es lo básico? Bien, la clasificación entre “ciencias” y “letras”, al menos en España, es una especie de disculpa para que unos no sepan sumar y otros no lean un libro en su vida. Me parece que está claro que esos dos actos son básicos.

    Las ecuaciones diferenciales que comentas no es algo básico, como no lo es la sintaxis generativa (de Lengua), la Teoría de Perturbaciones (de Física), el árbol filogenético (de Biología), etc.
    Si es básico la utilización de un tanto por ciento, distinguir un sustantivo de un verbo (al menos saber que los sustantivos no se conjugan), la Ley de la Gravedad, la simbiosis, etc. (por poner ejemplos de las asignaturas anteriores). Y son básicos porque son conceptos que “salen” de la propia asignatura para “integrarse” en la vida cotidiana y en nuestro vocabulario. Cuando uno habla de simbiosis, no se refiere necesariamente a la relación entre la anémona de mar y el cangrejo ermitaño, sino a la relación entre una persona y una empresa, por ejemplo.

    ¿Dónde están los límites entonces? Pues, tal como está planteado el Sistema Educativo, con educación Obligatoria hasta los 16 años (4º de ESO) y unos contenidos mínimos en cada asignatura, habría que suponer que, hasta los contenidos mínimos de 4º, son conocimientos que todo el mundo debería tener. Si no, no sería Obligatorio. Luego están los matices: en 4º de la ESO hay varias opciones, y no se cursa lo mismo en todas ellas, de modo que lo de 4º ya solo se supone básico para continuar con unos estudios determinados. Podemos entonces rebajar el límite hasta lo cursado en 3º de ESO, ¿qué os parece?

    En cuanto a tu teoría de que el conocimiento “de letras” es más básico y lo “de ciencias” un extra, es porque has puesto como ejemplos adecuados para ello. Pero yo creo que es igual de básico saber leer que saber sumar. ¿Hay diferencias entre aprender las letras y aprender los números? De hecho, saber leer y escribir es también un extra (no es fácil).

    Saludos.

  11. Silvia dijo:

    El planteo del mensaje anterior era tratar de entender si esa separación entre “lo de letras” y “lo de ciencias” es artificial, es decir, responsabilidad de los que transmitimos algo de conocimiento sobre algunos temas, excusa para quien no quire leer o no quiere hacer una cuenta, o (que es lo que me estaba planteando y trate de preguntar acá) si es una diferencia intrínseca a la naturaleza de estos conceptos (?) (pero creo que no se entendió).
    Claro que hay que saber leer y saber sumar, la pregunta es, ¿hasta donde puedo llegar sabiendo sólo leer y entendiendo lo que leo (nada de análisis sintáctico y morfológico, de tiempos verbales, de fonemas y lexemas) y hasta donde si sólo se sabe sumar?
    No sé si se entiende por donde quiero ir, es que creo que no tengo clara la duda 🙁

    Me gustaría después escribir lo que me pareció entender sobre lo que plantea Mendoza (es que no creo que sea una idiotez).

    Un saludo
    silviq

  12. Raquel S. dijo:

    Hola otra vez y espero ser más clara, concisa y no repetirme, pero quiero dejar claro que solo exponía que lo veo todo como un conjunto, interconectado, que no veo esa separación real entre trivium y quatrivium, solo útil cuando uno quiere especializarse, profundizar.
    Y respondiendo a Silvia (recuerdo: ¿cuántos pueden saber de medicina?, ¿Y de electrónica? ¿Y de fontanería? ¿Y de mecánica del automóvil?¿Y de finanzas?¿Cuántos son capaces de hacer música que pueda emocionar a otros?), todos, ¿no? debemos saber al menos lo necesario para sobrevivir en nuestra realidad.
    Al menos es mi caso: intento saber de los males que me aquejan lo necesario para evitarlos o soportarlos, poder encender el ordenador sin que un cable suelto me haga buscar al técnico, cambiar los filtros de los grifos o poder rellenar el líquido del parabrisas sin recurrir a un profesional, etc etc.
    Y sí, repito, ojalá saliera de mí una canción que emocionara a otros, esas son mis limitaciones, “no se puede ser sublime sin interrupción” (esta frase se la robo a otro, pero hace mucho ya que la hice mía), pero está claro que somos capaces de emocionarnos con la música de otros: no tener talento no significa estar al margen. Al fin y al cabo, homo sum, humani nihil a me alienum puto, y casi siempre tambien lo no humano me afecta.

  13. Raquel S. dijo:

    Perdona si me repito, pero no había leído el último mensaje de Silvia cuando remití el mío y me gustaría insistir en que sí, en que esa separación entre “lo de letras” y “lo de ciencias” es artificial. También decir que no siempre es “quien no quiere leer o no quiere hacer una cuenta”, sino que hay quien no sabe y quien no puede, y la realidad les resulta mucho más hostil (por ejemplo, y es solo un ejemplo, esas simpáticas señoras que te preguntan precios, fechas de caducidad, letreros en las tiendas, y que más que olvidar las gafas se avergüenzan de no saber).

  14. cris dijo:

    casi me da verguenza escribir aquí a estas alturas pero la curiosidad me puede y leo todo.después de cinco meses cris opina…
    “la matemática si no la ejercitas se te olvida, se pierde como si nunca hubiera estado ahí” : es cierto
    pero responde a esta pregunta: ¿alguna vez has dejado de leer, escribir o hablar durante un largo periodo de tiempo?.Sinceramente no lo creo.Muchas personas pueden afirmar que han olvidado las matemáticas porque no las usan.”Las letras (como las llamais por aquí) salen continuamente en la vida real, como las matemáticas, pero de un modo quizá más directo (no por ello las matemáticas tiene menos importancia) leer anuncios conlleva saber leer y por tanto saber escribir.Escuchar a las personas hablar y entenderlas, conlleva saber hablar.Por eso no se olvida.Lo que se olvida es lo que no se practica. y pasa lo mismo en ambos campos.
    No considero un campo más importante que otro.Me gustan ambos y para mí es frustrante que queriendo aprender latín, no pueda porque en la opción de “ciencias” hay más cantidad de asignaturas que me gustan y escoja esta.
    Pienso que ambos están interrelacionados; por ejemplo: con el latín me costaría menos aprender algunos nombres de química, pero hay muchos casos más.
    Saludos atrasadoos!! xD

  15. da-beat dijo:

    Bravo, Cris. No sabes cuánto me alegra que pienses así, precisamente era el mensaje del post. No separar “ciencias” y “letras”, sino unirlos, que al final todo sirve para todo. Ya sabes que os hacía leer (y yo sé que os quejábais de tener que leer en matemáticas) y eso que os librásteis de leer un libro, que es un trabajo que pongo siempre.
    Ahora me tengo que ir, pero volveré a este post.

    Ciao.

Escribe un comentario

Preview:



Sigue los comentarios de este post a través del feed RSS 2.0