1. Fernando dijo:

    No he visto la película, da-beat, pero me sumo a la recomendación del estupendo libro “El tío Petros y la conjetura de Goldbach”, en el que se aprende mucho de lo que son y lo que no son las matemáticas…
    Me gusta esa declaración de intenciones: yo también reconozco que me atrae más ir descubriendo las matemáticas allí donde “se supone que no están”, que comentar las matemáticas de lo que se hace con esa intención y que, por otra parte, muchas veces resultan decepcionantes (pero no siempre…).
    Un saludo,

    Fernando

  2. Juan Luis dijo:

    ¿Conoces el libro “Las matemáticas en el cine”?

    Quizás sí, y, si no, seguro que te interesa. Saludos

  3. Chema dijo:

    Uf, qué mal rollo. Sólo he tardado 30 segundos en resolverlo. Ahora me daría miedo despertarme en una habitación rodeado de otros personajillos y luchando por nuestras vidas.

    No he visto la peli, pero tiene que estar bien.

    Un blog chulo, a mí las mates nunca me han gustado, pero tú haces que sean algo más diver 😛

  4. da-beat dijo:

    Fernando, supongo que a todos nos atrae más eso. De ahí los blogs. Y eso es lo que intentamos trasmitir a los alumnos, que las matemáticas no son los jeroglíficos de los libros de texto, son otra cosa.

    Juan Luis, lo conozco, pero es imposible conseguir uno. Por lo visto está agotado, pero sigo buscándolo.

    Chema, muchas gracias y mis felicitaciones por resolverlo tan rápido. En la película tienes más acertijos. Puedes jugar a salvar tu vida dando las soluciones desde el sofá de tu casa.

    Saludos.

  5. Ángel Encinas dijo:

    Hola da-beat: más sobre números. Acabo de publicar un post sobre “El Resplandor” y he conocido en el artículo de Esteve Riambau (nota 6) la utilización del número 21 en esta película, que sería, “numéricamente hablando”, según el autor de la cita, la inversa de “2001, una odisea espacial”.

(Esconder comentarios) (Responder)